ZONA ESTE

La zona este te ofrece un viaje al viejo continente, con distintas propuestas de alojamiento y comidas típicas suizas y alemanes. Famosa por sus quesos, Nueva Helvecia es un hermoso lugar para recorrer la campiña de nuestro departamento, degustar sus quesos típicos y saborear una riquísima fondue.

 Probar la variedad de deliciosos quesos y dulces en las laboriosas comunidades del Este de Colonia, de marcada influencia suiza y piamontesa.

Visitar las tradicionales bodegas turísticas, con sus vinos de nivel internacional, siguiendo las más viejas tradiciones europeas.

Deleitarse con las especialidades criollas basadas en las mejores carnes del mundo.

Visitar los sofisticados restaurantes, con especialidades de todo tipo.

Conocer más y deleitarse con el aroma y el sabor inigualable del aceite de oliva extra virgen, elaborado con aceitunas que provienen de olivares que crecen en los suelos fértiles de Colonia, donde la fresca brisa del Río de la Plata los madura lentamente.

Todas ellas son algunas de las experiencias que hacen de Colonia un destino obligado para los amantes de los placeres gastronómicos

Al Este del Departamento de Colonia, la ciudad de Nueva Helvecia tiene su rasgo más distintivo en su origen suizo. En 1862 un grupo de inmigrantes europeos, en su mayoría suizos, pero también alemanes, italianos y franceses, fundan esta colonia que hoy es también conocida como “Colonia Suiza”.

A lo largo de los años, los habitantes de la ciudad han mantenido viva una cultura que conserva los rasgos más típicos de su origen y que se traduce en la celebración de tradiciones y en el arte gastronómico que desarrolla.

Nueva Helvecia fue la primera zona turística del país, con la fundación del Hotel Suizo en 1872. Además, la zona es centro de importantes industrias, la mayoría de ellas dedicadas a la producción láctea.

Entre sus atractivos turísticos se destaca la Plaza de los Fundadores, con su colorido Reloj de Flores; el Portal de la ciudad; Museo Archivo Regional; el Parque Municipal José Pedro Varela;  el Tanque de Ose, con su peculiar arquitectura; y el Santuario de Schöenstatt.

Además, el visitante puede ingresar a una quesería artesanal y conocer sobre la producción de quesos artesanales,  productos que están estrechamente vinculados a la historia y la cultura de esta zona.

Con un encanto único, Nueva Helvecia seduce al visitante a través de su historia, su cultura, su gastronomía típica y un entorno natural cargado de magia y belleza.

 

Colonia Valdense fue fundada en 1858, por inmigrantes fieles de Pedro Valdo y sobrevivientes de persecuciones religiosas en Europa. En su actual desarrollo sociocultural se reflejan los valores fundamentales de fe, educación y trabajo instruido por sus pioneros.

Recorriendo la ciudad, se encuentra la Plaza de la Libertad, el Parque escolar, la Escuela Nº 26, el Club Atlético Valdense, la casa quinta que perteneció al secretario del presidente Williman, Emilio Barbouroux, la Plaza de Deportes, el Primer Liceo Rural del país, fundado en 1888, por el pastor Daniel Armand Ugón y la Biblioteca Archivo Valdense.

Su historia, sus lugares apacibles y sus hermosos jardines hace que hoy en día, con justicia, se le llame “Ciudad Jardín”

Primer asentamiento migratorio, establecido en 1858, centro de una colonia agrícola formada a partir del trabajo de inmigrantes europeos, más tarde piamonteses.

En su centro se encuentra la Plaza principal, Doroteo García, que luce la obra de José Belloni, Monumento al Colono Valdense.

Esta pequeña Villa contiene cinco Monumentos Históricos Nacionales.

Algunos de los sitios recomendados para visitar son: la primer casa de la villa, que se terminó de construir en 1859, el Molino de Agua Bonjour, construido en 1877, la primera Iglesia Evangélica Vadense de América, consagrada en 1893, el Puerto Concordia, la Fábrica de Aguardientes, construida en 1887, destilaba maíz para producir alcoholes, la Capilla de la Santa Cruz y Seminario Católico, y el Puente Negro, inaugurado en 1902, primer puente carretero de hierro del Uruguay.

 Sugerimos conocer el Circuito Histórico Religioso de La Paz y Colonia Valdense